Como controlar el Síndrome del Intestino Irritable

Como controlar el Síndrome del Intestino IrritableEl síndrome del intestino irritable es el trastorno de la digestión más común visto por los médicos. Se estima que 1 de cada 5 adultos tienen IBS aunque menos de la mitad en realidad buscan ayuda para ello. Este trastorno también se denomina neurosis, colitis mucosa, colitis espástica o colon espástico.

En IBS, las contracciones musculares rítmicas normalmente en el tracto digestivo se vuelven irregulares y no coordinadas. Esto interfiere con el movimiento normal de alimentos y desperdicios, y conduce a la acumulación de mucosidad y toxinas en el intestino. Este material acumulación crea una obstrucción parcial del tracto digestivo, atrapando el gas y las heces, lo que a su vez provoca hinchazón, distensión y estreñimiento.

La buena noticia es que usted puede ayudar a controlar sus síntomas a través de la dieta y la nutrición.

Tratamiento efectivo en contra del síndrome de intestino clic aqui

Como influyen las dietas en el síndrome del intestino irritable

El intestino irritable es causado por una dieta que consiste principalmente en alimentos de origen animal (carne, pescado, productos lácteos, etc. Altos en grasas saturadas, carcinógenos y toxinas llegando estos alimentos a los  intestinos haciéndolos trabajar más y conduciendo  a la inflamación de colon he involucrado  otros órganos a esta labor innecesaria.

Las dietas vegetarianas ricas en fibra han demostrado ser un gran éxito en el tratamiento de colon irritable. Esto se debe al hecho de que la fibra dietética ayuda a diluir, se unen, inactivar y eliminar muchos de los carcinógenos y sustancias tóxicas que se encuentran en nuestro suministro de alimentos. Esta acción evita que las sustancias nocivas de contacto prolongado con la pared del intestino, reduciendo así al mínimo la absorción y los daños causados ​​por contacto directo. La fibra dietética también une a los ácidos biliares de colesterol y en consecuencia reduce su contacto y la absorción desde el intestino.

Que síntomas presenta el síndrome de intestino irritable

El estreñimiento  o diarrea, dolor abdominal, moco en las heces, náuseas, flatulencia, distensión abdominal, anorexia, y las intolerancias a ciertos alimentos. Con frecuencia el dolor se desencadena por el consumo y puede ser aliviado por la defecación. La desnutrición puede resultar como los nutrientes no se absorben correctamente.

El síndrome de intestino irritable es un trastorno del tracto gastrointestinal funcional. Eso significa que los síntomas son causados ​​por cambios en el funcionamiento del tracto, que no funciona correctamente. Los síntomas incluyen dolor o malestar abdominal, calambres, hinchazón, estreñimiento y diarrea. Si bien puede ser doloroso, el SII no daña sus órganos o conducir a la enfermedad, pero la fatiga con el trascurrí del tiempo.

Recomendaciones para controlar síndrome del intestino irritable

Fórmulas de colon a base de hierbas puede ser útil en la limpieza del tracto intestinal, lo que reduce la inflamación y mantener al colon saludable, eche un vistazo a algunas fórmulas de muy alta calidad para colon a base de hierbas.

La vitamina C puede ayudar a reducir la inflamación y aumentar la respuesta inmunitaria.

Jugo de Aloe Vera es beneficioso, ya que suaviza las heces y tiene un efecto curativo en el tracto digestivo; beber media taza tres veces al día.

Asegúrese de masticar bien los alimentos; no comer con apuro.

Aceite de semilla de lino contiene ácidos grasos omega-3 los ácidos grasos esenciales que son necesarios para la reparación de la zona digestiva.

Beba abundante agua destilada y zumos naturales.

Coma una dieta que consiste principalmente de frutas y verduras, como el brócoli, las coles de Bruselas, repollo, zanahorias, apio, ajo, col rizada, espinacas y nabos frescos. Las dietas altas en fibra se han notificado  ser de beneficio para las personas con trastornos intestinales.

Cosas que se deben evitar para el  síndrome del colon irritable

Evite todos los alimentos lácteos, (especialmente la leche, la nata, la mantequilla y los quesos), sodas, café, alimentos fritos, helados, comida basura, sal, cafeína, alimentos procesados, azúcar, harina refinada. Estos alimentos se atan con productos químicos, pesticidas y toxinas, así como altos niveles de grasas saturadas que causan la inflamación de los intestinos, así como la creación de un exceso de moco que impide la absorción de nutrientes.

Evite también todos los otros alimentos de origen animal (carne, pescado, pollo, pavo, huevos, etc. ya que estos alimentos son muy difíciles de digerir y pueden causar más inflamación en el intestino. Evite el alcohol y el tabaco ya que irritan el revestimiento del intestino.

Unos de los hábitos más comunes que practica las  personas es que comen en altas horas de lo noche ya cuando se dispone a dormir es lógico que pase una mala noche ya que el aparato digestivo también se quiere ir a descansar y usted lo pone a trabajar mas de la cuenta  No coma justo antes de irse a la cama por lo menos de 2 a 3 horas antes de irse a descansar  y notaran la diferencia.

Mejores formas de controlar sus síntomas de síndrome del Intestino Irritable con Dieta y Ejercicio

Haga ejercicio regularmente. Un estudio en pacientes con SII encontró que 20 a 30 minutos de actividad física moderado junto con el apoyo de un fisioterapeuta resultó en una mejora significativa de los síntomas.

Evitar alimentos ricos en gas Si usted sufre de hinchazón y gas, usted puede encontrar alivio al reducir o evitar los alimentos ricos en gas como bebidas carbonatadas, ensaladas y frutas crudas y verduras  especialmente crucíferas como el brócoli y la coliflor.

Considerar la eliminación de la dieta FODMAP. Algunos investigadores proponen que las personas con SII tienen dificultades para digerir y absorber ciertos azúcares llamados FODMAPs (oligio-di-monosacáridos y polioles fermentables. Cuando comen un azúcar que su cuerpo no puede descomponer apropiadamente, contribuye a sus síntomas. El enfoque FODMAP es una dieta de eliminación que le ayuda a determinar qué azúcares son sensibles para usted, y qué alimentos debe  evitar.

Aumentar la fibra lentamente. Añadir rápidamente fibra a su dieta puede causar gases y provocar otros síntomas, por lo que aumentar la ingesta lentamente por 2-3 gramos por día para reducir el riesgo.

Aceite de menta, cápsulas de aceite de hierbabuena con recubrimiento entérico pueden ayudar a reducir síntomas como dolor abdominal, hinchazón y gas.

Tome un probiótico.  Los probióticos son microorganismos vivos similares a los de nuestro tracto digestivo. Tomar probióticos se ha asociado con la mejora de los síntomas del SII  especialmente dolor abdominal, hinchazón y gas.

Beba mucha agua.

Coma comidas pequeñas en lugar de tres comidas grandes cada día, recomienda la Academia Americana de Médicos de Familia.

Mantener un registro de alimentos. Anote qué y cuándo come que síntomas y los movimientos intestinales. Esto le ayudará a determinar qué alimentos empeoran su SII.

Mantenga un ojo en alimentos gatillo comunes como los productos lácteos, alcohol, chocolate, frijoles, repollo, pimientos rojos, cebollas verdes, los alimentos ricos en grasas, edulcorantes artificiales sorbitol y xilitol (a menudo se encuentran en los dulces sin azúcar y goma), trigo y la cafeína (en el café, té, refrescos y algunos medicamentos como Excedrin y Midol).

Siempre consulte a un profesional de la salud antes de tomar cualquier hierba o suplemento. Si esto no le basta mire este tratamiento para el Síndrome del Intestino Irritable Haz Clic Aquí

 

Salva Vidas CompartiendoShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *